fbpx
Sí, todos sabemos que estudiar medicina es una de las carreras que está llena de mitos, realidades y miedos para quienes deciden embarcarse en esta gran aventura. Sin duda, la Licenciatura en Médico Cirujano es una de las más complicadas porque estamos hablando de una área de salud que aplicas a las personas y en la que deberás tener muchos conocimientos para aportar y transformar.

Preguntas frecuentes, mitos  y realidades de estudiar medicina:

  • ¿Cuánto dura la carrera de Medicina? La licenciatura dura cinco años, y requiere mucho de tu esfuerzo porque encontrarás materias que requieran toda tu atención. Aquellas a las que no puedes quitar el ojo de encima porque son tantos los conocimientos y tantos los créditos que podrías caer, pero no darte por vencido.
 
  • ¿Es cierto que te quedas sin vida social? En parte sí, ya que esta disciplina requiere de tiempo de estudio y, en su momento, jornadas largas dedicadas a la práctica, pero esto no quiere decir que dejarás de convivir con tu familia y amigos.
 
  • Ser médico no quiere decir que no necesites de otro médico: La medicina actual se centra en la idea de la especialización, por lo que es importante que existan profesionales para cada necesidad.
 
  • ¡No les da miedo nada, tienen un estómago fuerte y un corazón frío! Error, los médicos también son seres humanos y sienten cuando están pasando crisis médicas o personales con un paciente. La realidad, es que sí se requiere de mucho control emocional.
 
  • Siempre los vas a ver con un libro, actualizando o investigando sobre algún tema.
 
  • Tu vida comienza a girar en torno a definiciones médicas que pueden asustar a quienes no estudian esto. Es por eso que muchas veces te pedirán que se los expliques “en español” o con palabras coloquiales.
 
  • Te vencerá el cansancio, querrás abandonar pero siempre habrá algo que te persuada a continuar… a transformar.
 
  • Conocerás lo que realmente es la disciplina para estudiar y ejercer, a veces sin dormir.
 
  • Aprenderás a organizar tu tiempo de una mejor manera y a delegar actividades. Por ejemplo, a las o los enfermeros para cuidar de tus pacientes, mientras tú atiendes a otros o descansas.
 
  • La medicina es un trabajo en equipo.
 
  • La frase “este es un buen día para salvar vidas”, cobrará todo sentido.
 
  • Estudiar medicina es una aventura para desarrollar tu vocación de servicio, humildad y la atención al paciente en sistemas de salud pública o privada.